Tips para los que se excusan con la falta de tiempo.

Cuando estas muy ocupado con tu trabajo, los compromisos familiares o realizando tus proyectos, comer sano para tus objetivos de bajar o subir de peso o estar bien alimentado para rendir en tus entrenamientos, a veces, no resulta fácil.

No te olvides que el mejor tiempo invertido es el que invertís en tu salud (y en viajar, obvio).

Comer correctamente no es algo tan difícil. La principal ayuda que te puedo dar es la de planificar y comenzar a preparar comidas al principio de la semana para el resto de los días. Esto te asegurará tener siempre a mano opciones saludables de comida y/o las que correspondan a tu objetivo de optimizar tu performance.

  1. Siempre planificar: Muchas veces nos encontramos en cualquier supermercado o negocio de alimentos, intentando que nuestro cerebro acceda a la carpeta de archivos de recetas para tener alguna idea. Recordar las recetas es una muy buena idea, pero no siempre salen, comprando alimentos que no deberíamos comprar. Bien, planificar es la respuesta a la mayoría de nuestros objetivos. Al principio nos tomará algo de tiempo ya que no estamos acostumbrados a ello, pero te ayudará a largo plazo. Planificar al menos 5 o 6 comidas nos sacará de apuros en más de una ocasión.
  2. Tener recetas guardadas: Casi todos conocemos y realizamos varias recetas de memoria, porque las heredamos de nuestra familia o cultura, o tal vez porque fueron nuestros primeros movimientos en la cocina. Salir de esta estructura no es tarea fácil si no tenemos los ingredientes necesarios en ese momento de inspiración culinaria. Siempre que veas una receta, escribila, guardala en el teléfono o billetera, para tener esos ingredientes que necesitamos para un nuevo plato.
  3. Utilizá cronómetros (y el horno): A veces no cocinamos algunas preparaciones por falta de tiempo o tener que estar pendiente de la cocina. Corta 5 verduras, ponlas en el horno, controla el tiempo y ve a hacer el resto de tus tareas, el cronómetro (y el horno) hace el resto. Es una excelente ayuda conocer el tiempo de cocción de los alimentos.
  4. Doble ración: Para aquellos que realmente están cortos de tiempo, no hace falta cocinar todas las noches. Cuando cocines imagina que invitas a un amigo o amiga, divide las raciones, come tu parte y guarda el resto para la noche o mañana.

«Come como la persona que quieres ser»

 

¿Querés rendir más?

Únete a esta comunidad de Atletas Inteligentes

0 responses on "Tips para los que se excusan con la falta de tiempo."

Leave a Message