• No hay productos en el carrito.

Cochayuyo chileno y sus «hartas propiedades»

Los mercados centrales de cada ciudad (sobre todo en las capitales) son esos lugares que escapan de la globalización, permaneciendo la cultura y los alimentos típicos. El de Santiago de Chile no fue la excepción, pudiéndose encontrar mucha comida típica y un paisaje diferente al que ofrece la capital chilena al turista típico.

Nada conocía sobre el Cochayuyo antes de ir a este país. mercado central de chileSe trata de un alga que puede alcanzar los 15 metros de longitud. Es de calor pardo verdoso mientras están en el agua, adquiriendo un color más rojizo al secarse. Tienen una consistencia carnosa y su interior es una estructura de panal de gran resistencia atribuible a soportar el oleaje y además que al poder contener algo de oxígeno puede acceder a lugares más cercanos a la superficie con mayor luz solar.

Cuando pregunté que era eso que parecía una rueda hecha con partes camaras de bicicleta, uno de los puesteros en el mercado central de Santiago me la ofreció como si fuera el próximo elixir de la vida, como si todos los deportistas chilenos que triunfaron comían de ella….sí, sí, esos «super alimentos» que los super vendedores utilizan todo el super marketing alrededor para venderlo.

Lo cierto es que, con lo curioso que soy por la cultura de un lugar y con lo barato que es el cochayuyo, no necesitaban demasiado marketing ni otorgarle propiedades milagrosas (en el libro «La Olla Deleitosa» hablan que en invierno cuando no hay que tirarle a la olla (…) se prepara la casuela de cochayuyo»)

Por lo que me puse a investigar un poco las «hartas propiedades» que le proporcionaban a este alga.

El nombre científico es Durvillaea antarctica, conocida bulgarmente como Cochayuyo y más bulgarmente si la llamamos Cochaguasca. Este nombre se cree que deriva de idioma Quechua. (Para los lectores europeos, Quechua no solo es la marca del Decathlon, también es el nombre empleado para designar pueblos indígenas originarios de Argentina, Chile, Colombia, Bolivia, Ecuador y Perú.)

La forma de preparación es variada y muy simple, al horno, coachayuyo alga cocinasarten, frita, comiendose como acompañante, en caldos, o mezclada con otros ingredientes (como en nuestra preparación).

Lo más importante es dejar remojar el alga un tiempo para que se hidrate al menos unos 30 o 45 minutos. Algunas recetas recomiendan también el uso de limón para hidratarlas, otras recomiendan la hidratación de toda la noche. Nuestro hambre no permitió más que 30 minutos de remojo (y 30 minutos mentirosos) para despues hacer lo que podríamos llamar:

Ensalada de Cochayuyo:

  1. Dejar reposar el cochayuyo (el tiempo que diga tu hambre, recomiendo toda la noche en limón)
  2. Cortarlo en cuadraditos pequeños y cocerlos en agua caliente por 15 minutos.
  3. Mientas tanto cociná y apartá los vegetales que quieras comer para acompañar. Por supuesto, cebollas, ajo, un pimentón rojo, no pueden faltar, aliñandolas a gusto. Creo que continuar con el limón y/o vinagre sería muy recomendable.
  4. Una vez cocido el cochayuyo, lavalo con agua para luego juntarlas con la ensalada.
  5. El arroz (como se ve en la foto) puede ayudar a aumentar el contenido calórico del plato, y ayudar a una complementación proteica en caso de necesitarlo.

De textura gruesa, carnosa (chiclosa en caso de no cocinarla lo suficiente) tiene un sabor muy suave y es por esto que recomiendo el uso de limón o vinagre. Hay otras formas de preparación, solo falta buscar un poco en internet.

preparación de cochayuyoSon llamativas las propiedades que le asignan en internet a este alga, casi tantas o más de las que me garantizaba el vendedor. Estoy seguro que si su uso sería un poco más extenso, estaría compitiendo con el Aloe Vera, ofreciendose en dietas para bajar de peso, con propiedades detox, y todo lo que puede hacer para la piel. Pero para no continuar informando con poco fundamento, pongamos bajo la lupa al menos las principales características. (este estudio o en referencias)

  • Es interesante para las personas que optaron por una alimentación sin carne. Tiene un interesante contenido proteínas, alrededor de 11 gr/100 gr de alga diferenciandose un poco entre el cuerpo y las hojas. Esta cantidad no es significativa siendo que el consumo en gramos es muy bajo ya que la planta tiene muy bajo peso. De hecho por el bajo peso, historicamente fue un producto que luego de ser extraído del mar, son secadas y distribuídas por el interior del país. De todas formas, acompañadas y en complemento de otra fuente proteínica puede llegar a ser un buen plato.
  • Tiene bajas cantidades de hidratos de carbono, menores al 10%, aunque con un contenido de fibra cercano al 50%, por lo que a partir de esto se convierte en un alga muy interesantes para los que buscan perder peso solo por usando la herramienta de alimentos altos en fibras. Su contenido lipídico es practicamente menos a 1% en sus hojas y alrededor de 4% en el cuerpo, en su mayoría poliinsaturado, siendo un segundo punto importante para los que desean perder peso.
  • Si bien en general las algas son ricas en minerales, un punto de mayor importancia es la cantidad de tocoferoles y tocotrienoles (o Vitamina E) siendo alto en comparación con aceites vegetales tradicionales.

Todo esto la convierte en un alimento saludabe, interesante en su contenido y que no debés dejar de probar cuando ande por Chile.

Bibliografía:

  1. El libro «La Olla Deleitosa» de Sonia Montecino. Comparte el desarrollo de las cocinas mestizas de Chile.
  2. Ortiz, J., Romero, N., Robert, P., Araya, J., Lopez-Hernández, J., Bozzo, C., … Rios, A. (2006). Dietary fiber, amino acid, fatty acid and tocopherol contents of the edible seaweeds Ulva lactuca and Durvillaea antarctica. Food Chemistry, 99(1), 98-104. https://doi.org/10.1016/j.foodchem.2005.07.027
  3. Santelices, B., Castilla, J. C., Cancino, J., & Schmiede, P. (1980). Comparative ecology of <Emphasis Type=»Italic»>Lessonia nigrescens</Emphasis> and <Emphasis Type=»Italic»>Durvillaea antarctica</Emphasis> (phaeophyta) in Central Chile. Marine Biology, 59(2), 119-132. https://doi.org/10.1007/BF00405461
21 mayo, 2020

0 responses on "Cochayuyo chileno y sus "hartas propiedades""

Leave a Message